La Fiscalía Europea investiga a David Madí por el anuncio de Iván Redondo sobre el reparto de los fondos Next Generation

Germán González en El Mundo

A finales de septiembre de 2020, el entonces ex jefe de gabinete de Pedro Sánchez estuvo en La Moncloa Iván Redondo tuvo una reunión telefónica con unos 60 empresarios catalanes de la patronal Foment del Treball incluyendo a su presidente Josep Sánchez Llibre. Entre ellos estaba el ex cargo de Convergència David Madí, ya que es empresario, y quien está investigado en el 'caso Voloh' por presuntamente organizar el 'estado mayor' de las protestas independentistas tras la sentencia del Supremo por sedición así como la financiación de Carles Puigdemont en Bélgica.

En esta reunión, Redondo informó sobre las medidas del Gobierno para la recuperación económica tras la pandemia de coronavirus así como "acuerdo del Consejo Europeo de julio sobre el programa de fondos europeos ". Días después del encuentro, David Madí conversó con un directivo de la consultora RSM Spain en el que se hacía alusión a esa reunión como una oportunidad de negocio para asesorar a compañías interesadas en recibir ayudas de los fondos europeos a cambio de una comisión.


Esta conversación fue captada por los investigadores del 'caso Voloh' y en ella Madí explica que "l negocio yo creo que está en un fee discreto para ayudarlos a presentar proyectos" y añade que "lo que hay que hacer es establecer un canal para entrar por si... Yo... Yo me vi con... en Foment... Yo formo parte de Foment". Aquí narró los detalles de su encuentro con el ex jefe de gabinete de Sánchez: "Tuvimos una reunión, en pequeño comité, con Iván Redondo, ¿vale? Y nos lo explicó allá... Eso será una merienda de negros... Los planteamientos son 140.000 millones de euros".


El Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona consideró que podría existir los presuntos delitos de desvío de caudales públicos y blanqueo de capitales tras escuchar la conversación y por eso lo remitió a la Fiscalía Europea, una decisión avalada por la Audiencia de Barcelona. Tras abrir una investigación hace unas semanas, la Fiscalía Europea ha citado a declarar como imputados a Madí y al ejecutivo para el próximo julio.


Según pudo saber este medio, se pretende investigar si existe un posible "delito de fraude de subvenciones previsto y penado en el artículo 308 del Código Penal, ya que de la información recibida resultaba que la conversación mantenida entre David Madí" y su interlocutor "en la que se menciona que la cantidad que iba a repartirse eran ciento cuarenta mil millones, y que pudiera estar refiriéndose a los fondos europeos para la recuperación, Next Generation EU, aprobados por el Consejo Europeo de 21 de junio de 2020".


Cuando se tuvo la reunión de Foment se desconocía la cifra de ayudas europeas que le tocarían a España, según los investigadores. En su auto de rechazo del recurso de Madí, la Audiencia de Barcelona considera que puede existir "la presunta comisión de ilícitos referentes a la corrupción político-económica, es decir, a entre otros, y más concretamente de presuntos fraudes de subvenciones, en los que participaría David Madí junto con otros investigados". En este sentido creen que el ex cargo de CDC "pudiera concertarse con su interlocutor para obtener subvenciones europeas con ánimo defraudatorio". Ahora toca investigar a la Fiscalía Europea.