Las baterías de cok de Gijón, evacuadas durante el apagón del sábado

Noelia A. Erausquin en El Comercio

La plantilla de las baterías de cok de Gijón tuvo que ser evacuada durante el apagón del pasado sábado, que afectó a alrededor de un millón de consumidores domésticos de distintas comunidades autónomas y que en Asturias supuso el corte del suministro eléctrico para Arcelor. El problema derivó de un incidente con hidroaviones en Francia que provocó la desconexión eléctrica del país galo con España, que se quedó de pronto sin los 2.500 MW que estaba importando. El sistema tuvo que ajustar súbitamente la oferta eléctrica y el consumo de forma rápida, en lo que se conoce como deslastre de cargas, lo que provocó el apagón.

En el caso de Arcelor, las instalaciones quedaron paradas durante varias horas, ya que no es posible detener la actividad y retomarla con velocidad. En las baterías, además del desalojo, las antorchas de seguridad tuvieron que quemar el gas que no se podía evacuar normalmente al no haber tensión eléctrica. Ante esta situación, CC OO ha anunciado que solicitará una reunión urgente del Comité de Seguridad y Salud en ArcelorMittal Asturias, así como de la Comisión de Medio Ambiente, ante lo que califica de «grave incidente». El sindicato considera que con él se pusieron de manifiesto las carencias de las instalaciones. Desde la empresa el argumento es el contrario, que precisamente se demostró que los sistemas de seguridad funcionan.