Asturias lidera la subida del paro tras el fin de la campaña estival

Noelia A. en El Comercio

El verano fue extraordinario en cuanto a empleo en Asturias, pero el fin de la temporada estival ha dado la razón a aquellos que argumentaban que el aumento de la actividad se debía a un fenómeno estacional. El Ministerio de Trabajo ha hecho públicos este lunes los datos del paro registrado de septiembre y revelan que, mientras en España el desempleo ha seguido cayendo, el Principado es una de las cinco comunidades en las que ha subido y lo ha hecho, además, la que más. El paro aumentó en septiembre en 2.539 personas en la región, un 4,12%, hasta 64.208, lo que demuestra el alto componente estacional de las contrataciones de los meses precedentes. De hecho, la afiliación cayó aún más, lo hizo en 6.709 personas, un 1,80%. No obstante, el paro registrado sigue en Asturias en cifras prepandemia e, incluso, hay que remontarse a 2008 para tener un dato similar en este mes del año. Además, en comparación con el mismo periodo de 2020, hay 13.798 demandantes de empleo menos, lo que supone una caída del 17,69%, frente a la del 13,73% nacional.

Pese a esto, Asturias rompe la racha de seis meses consecutivos de descensos y se desmarca de la evolución nacional. El desempleo bajó en España en 76.113 personas, un 2,28%, el mayor descenso en un mes de septiembre y acumula siete de caídas. Solo se incrementó, además de en Asturias, en otras dos comunidades de la España verde, Galicia (1,18%) y Cantabria (2,26%), y dos eminentemente turísticas, Andalucía (0,55%) y Baleares (1,41%).

En el caso del Principado, el efecto estacional se demuestra también por los sectores más afectados. Servicios acumula el grueso del incremento, con 2.176 inscritos más, un 4,81% de incremento, empujado por el fin de las contrataciones relacionadas con el turismo. El otro grupo que registra más parados es el colectivo sin empleo anterior, con 294 más, un 5,19% de subida. La construcción registró 16 nuevos desempleados (+0,33%), agricultura y pesca, 57 (+4,76%), e industria se mantuvo estable con un retroceso de apenas cuatro personas (-0,09%).

Con el impacto del fin del verano concentrado en el sector servicios, muy feminizado, el paro afectó mucho más a las mujeres que a los hombres. De hecho, dos de cada tres nuevos desempleados son mujeres: 1.703 por 836 varones. Lo que implica que en el caso de ellas avanzó un 4,79% y en el de ellos un 3,2%.


Los jóvenes son el otro colectivo más damnificado con un incremento del 13,19% entre los menores de 25 años (+470), aunque en términos absolutos el grueso del aumento se concentra entre los 25 y los 45 años, con 1.253 más (+5,51%).

 

La incidencia de las actividades turísticas en la evolución del paro registrado se observa, además, claramente en la evolución por municipios. Así, mientras que Gijón, Oviedo y Avilés tienen aumentos por debajo de la media, como destaca, Pilar Varela, directora gerente del Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), otros que basan buena parte de su economía en la llegada de visitantes registran incrementos muy llamativos, como Cabrales (28,07%), Cangas de Onís (+26,57%), Valdés (+13,21%) o Llanes (+24,80%). Por otro lado, desde el Sepapa se subraya que si se compara la cifra de desempleados con la registrada el 16 de marzo de 2020 –primer día del estado de alarma derivado de la pandemia sanitaria– Asturias cuenta con 8.640 menos, lo que supone un descenso del 11,86%.

Desde la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), su director de Apoyo Corporativo, Ignacio García, pide analizar con prudencia unos datos «esperados» y «coyunturales» ante las grandes incertidumbres que pesan sobre la economía española y asturiana, así como la gran debilidad con la que muchas empresas están saliendo de la crisis derivada de la pandemia. Además, considera «imprescindible» reforzar las políticas dirigidas a mejorar la actividad económica y el empleo.

 

Por su parte, para Severino Menéndez Minas, responsable de Empleo de CC OO de Asturias, las cifras del paro son «inaceptables» y recuerda que «no estamos hablando solo de números, sino de decenas de miles de personas que viven y quieren trabajar en Asturias y no pueden hacerlo». En este sentido, ve «urgente dar un giro a las políticas de empleo y ponerlas al servicio de la clase trabajadora», con la deorgación de la reforma laboral y avances que permitan contar con empleos «dignos». Recuerda también que «más de la mitad de las personas en paro ni siquiera tienen cobertura por desempleo«.

 

En este contexto, UGT exige que la recuperación venga de la mano de la creación de empleo estable y de calidad. El sindicato apela, además, a la concertación para lograr este objetivo y reclama que se incorpore a los presupuestos autonómicos de 2022. Además, reclama la derogación de la reforma laboral. Belén Bernabeu, secretaria de empleo de UGT Asturias, pone también el foco en cómo el paro afecta más a mujeres y jóvenes.

 

USO, por su parte, considera estos datos «el fin de la fiesta», que demuestra «que no se había creado empleo estable, sino estacional». Su portavoz en Asturias, Miguel Rivero, insiste en que «no podemos fiar la recuperación del empleo a una estación que, además, aquí es tan volátil» y advierte de que «se está creando un nicho de pobreza y exclusión muy grave entre las paradas de larga duración de más 44 años».